El presidente de la Junta escogió Zalamea para felicitar el Año Nuevo a todos los extremeños

El presidente de la Junta en la Plaza de la Constitución de Zalamea /CEDIDA
El presidente de la Junta en la Plaza de la Constitución de Zalamea / CEDIDA

La localidad ha sido este año el lugar elegido por el ejecutivo para el tradicional discurso navideño por sus hitos culturales

María Fortuna
MARÍA FORTUNA

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara felicitó la Navidad y el Año Nuevo a todos los extremeños desde Zalamea. Esta localidad fue escogida por varios motivos según informa el concejal de Cultura ilipense, Félix Huertos. «Este año desde el Ejecutivo decidieron que fuera en la localidad debido a varios hitos culturales que han tenido lugar en relación con nuestro teatro», informa.

Cuando se refiere a «esos hitos», hace mención al vigésimoquinto aniversario de la obra 'El alcalde de Zalamea', que cumplía el primer cuarto de siglo el pasado 2018, y como novedad más reciente, la declaración de dicha representación popular como 'Fiesta de Interés Turístico Nacional', un verdadero logro para el pueblo y todas las personas implicadas en este proyecto. El repentino fallecimiento el pasado septiembre del que fuera su director desde el principio, Miguel Nieto, añadió un punto más de homenaje a este hecho.

Fernández Vara, que escogió la Plaza de la Constitución para dar su mensaje a los extremeños, lugar donde se representa cada año 'El alcalde de Zalamea', estuvo acompañado por un grupo de actores ataviados con sus atuendos del siglo XVI para hacer un guiño a la obra de Calderón.

En la intervención del presidente de la Junta apeló a la clase política del país para decirles que tienen la obligación de encontrar puntos en común, de ser capaces de elaborar un proyecto colectivo del que todos se sientan una parte integrante.

Reivindicó la Constitución Española, la que en 1978 -argumentó- reunió a los españoles en torno a dos principios comunes, el de la concordia y el de la convivencia. La definió como la «llave del futuro» de España, que ya recordó el Rey Felipe VI hace unos días en su propio discurso navideño, tal y como señaló Fernández Vara.

«Juntos tenemos más fuerza y podemos ser mejores en el futuro», remarcó. Los jugadores de baloncesto Pau Gasol y José Manuel Calderón «no son de distintos países», así como que «no puede haber una frontera posible» entre Espronceda y Josep Pla o entre Salvador Espriu y Manuel Pacheco.

Violencia de género

Sus primeras palabras fueron para Laura Luelmo, la joven asesinada en El Campillo (Huelva) a manos de Bernardo Montoya, autor confeso del crimen. En este sentido apostó por trabajar contra la violencia de género desde el plano de la igualdad entre hombres y mujeres. «Mientras haya hombres en algún lugar que se creen superiores y consideran que la mujer es una cosa, seguirá habiendo violencia de género», explicó el presidente en su alocución.

Tras subrayar los avances protagonizados por la comunidad en sus 35 años de autonomía, el dirigente extremeño apuntó que el «reto» del presente es ofrecer empleo a los jóvenes.

Habló de una gran deuda con toda una generación, para que puedan tener un trabajo «digno» en la comunidad, y en este sentido señaló que «lo mejor» que pueden hacer desde el Ejecutivo regional es «ayudar a que vengan empresas más grandes, de mayor calidad, más intensivas en mano de obra».

Las últimas palabras, antes de la despedida, fueron para las infraestructuras de la región, en un mensaje en el que apela a ser exigentes y reivindicativos.

«Pidamos de una vez por todas, que en las infraestructuras se cumpla con Extremadura, que el tren llegue, que las infraestructuras terrestres continúen», se reafirmó.