Las calles de Zalamea desiertas / V. C.

Policía y Guardia Civil vigilan 24 horas al día las calles de Zalamea

Los cuerpos de seguridad de la localidad están con un dispositivo especial que depende directamente del mando único, que establece el decreto de alarma

Maribel Tena
MARIBEL TENA

Desde que se decretó el Estado de Alarma, todos los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado trabajan bajo un mando único. Así lo confirma el alcalde de Zalamea de la Serena, Miguel Ángel Fuentes, quien afirma que «los cuerpos de seguridad de la localidad, una vez que se declaró el estado de alarma, están con un dispositivo especial que depende directamente del mando único que establece el decreto». Además, asegura que «están en constante coordinación con ellos».

Para garantizar el cumplimiento de la normativa decretada actualmente, se hace una vigilancia constante de las calles de la localidad, patrullándolas permanentemente.

En este sentido, el regidor afirma: «Creo que los ciudadanos perciben que durante las 24 horas están protegiéndolos tanto la Policía Municipal como la Guardia Civil, quienes están redoblando todos los esfuerzos y todos los turnos como la situación requiere».

Por otra parte, y para garantizar que se cumplen las normas establecidas actualmente, el alcalde Miguel Ángel Fuentes, publicó un bando en el que recordaba a los ciudadanos que tal y como se establece en el Real Decreto, «los desplazamientos a segundas residencias quedaban terminantemente prohibidos mientras dure el Estado de Alarma».

Desplazamientos prohibidos

Por ese motivo, pedía a los vecinos que «como medida preventiva se solicita la colaboración ciudadana para evitar este tipo de desplazamientos no justifica- dos». El regidor también pide que en el caso de que los vecinos detectasen «la llegada de personas procedentes de otro lugar, lo pongan en conocimiento de la Guardia Civil o la Policía Local». Por último, Fuentes conmina a las personas llegadas de otras comunidades «que es de obligado cumplimiento el aislamiento duran- te al menos 14 días, sin salir bajo ningún pretexto o excusa».