Los más pequeños llenaron la Navidad de creatividad en los talleres del centro cultural

Los niños mientras coloreaban las figuras de los Reyes. /CEDIDA
Los niños mientras coloreaban las figuras de los Reyes. / CEDIDA

Se celebraron los pasados días 18 y 26 de diciembre

María Fortuna
MARÍA FORTUNA

Un año más los pequeños de la localidad vivieron la navidad a través de los talleres que el centro cultural organiza cada año. En este caso se dividieron en dos fechas para que pudiera asistir un número más elevado de niños.

El primero de ellos tuvo lugar el pasado 18 de diciembre en el aula de actividades de la primera planta del centro. Allí se reunieron una decena de niños en edad escolar, inscritos previamente para dar la bienvenida a la Navidad a través de este taller de creación de adornos para el abeto. Las monitoras facilitaron a los alumnos los distintos materiales que usaron tales como cartones, folios, lanas y ceras de colores. Con todo preparado comenzaron a colorear bolas navideñas y pequeños carteles en los que Papa Noel junto a un reno felicitaban la Navidad.

La siguiente actividad consistió en la elaboración de estrellas de cartón, decoradas con lanas de distintos colores que le daban un toque de originalidad. Cada uno de ellos pudo elaborar varias que después se llevaron a casa para colgar en sus árboles. Las bolas que habían coloreado previamente, las recortaron y las colgaron en forma de guirnalda en las cristaleras de entrada al centro cultural que anunciaba a los visitantes que había llegado la Navidad.

Por su parte, el segundo taller se celebró el pasado 26 de diciembre y en este caso los protagonistas fueron los Reyes Magos. De nuevo, los diez niños que se dieron cita sacaron su lado más creativo para colorear a sus Majestades de Oriente que después recortaron y los colocaron en relieve con solapas que sujetaban las tres figuras.

Cartero Real

Por último, y como manda la tradición, el tres de enero, el Cartero Real visitó el centro cultural para recoger las cartas que los centenares de niños ilipenses había escrito días antes en las que exponían su lista de deseos y regalos que después recibieron el 6 de enero.