Ochenta y cinco coches y motos clásicas llegaron a la localidad desde Campanario

Los coches regresaron por la circunvalación de Zalamea /CEDIDA
Los coches regresaron por la circunvalación de Zalamea / CEDIDA

Hicieron una parada en Cancho Roano para visitar el yacimiento tarteso

María Fortuna
MARÍA FORTUNA

El pasado 15 de diciembre la localidad se llenó de reliquias del motor durante la VI Concentración de coches clásicos organizada por el Automovil Club de Campanario en colaboración con los Ayuntamientos de ambas localidades.

Este reunió a un total de 85 ejemplares de más de 25 años y vehículos deportivos que los aficionados disfrutaron una vez que llegaron desde Campanario en torno a las 12:30 horas.

Entre los vehículos que llegaron hubo una gran variedad de inolvidables modelos como los Seat 600, 850 o 1500, los Citroën 2 Caballos y Dyane 6, los Mini, los Fiat, los Simca 1000, los Volkswagen Escarabajo o los Renault 5, 7 y 12.

Parada en Cancho Roano

Previamente realizaron hizo una parada, por primera vez en esta ruta, en el yacimiento tartésico de Cancho Roano, cuyos conductores pudieron visitar y conocer más detalles sobre esta reliquia arqueológica. Seguidamente emprendieron el camino hasta Zalamea, donde les esperaban en los alrededores del pabellón Baltasar Pérez un centenar de ilipenses que no qusieron perderse la oportunidad de ver en vivo coches y motos clásicas que ya no están en el mercado.

Fue en el interior del polideportivo también donde los participantes disfrutaron de un aperitivo antes de emprender el viaje de vuelta hacia Campanario.

«Ha sido un encuentro muy bonito donde ha predominado la nostalgia sobre todo para padres y abuelos que han podido ver coches los primeros coches que ellos tuvieron y recordar infinidad de anécdotas que tuvieron lugar sobre las cuatro ruedas», declaró un vecino ilipenses que asistió al encuentro.

Por su parte, los organizadores, realizaron un positivo balance de la experiencia, sobre todo por la calidad de los coches exhibidos. «Estamos satisfechos, ya que vemos que la cita se va consolidando y cada vez llega a más aficionados lo que nos anima a seguir el próximo año».