Borrar
Uno de los bomberos durante las labores de extinción. María Fortuna

Muere una mujer y su hermana sigue desaparecida en un incendio en Zalamea de la Serena

El siniestro comenzó por la mañana en la casa que comparten, pero los bomberos no pudieron encontrar hasta la tarde el cuerpo calcinado

J. López-Lago

Zalamea de la Serena

Miércoles, 13 de diciembre 2023

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Zalamea de la Serena (3.600 habitantes en el sureste de la provincia de Badajoz) vivió este miércoles una dramática jornada con varias dotaciones de bomberos luchando todo el día contra las llamas de una vivienda donde se suponía que había dos personas atrapadas. El siniestro se ha cobrado al menos un cuerpo calcinado que todos suponen es el de una de las dos hermanas que viven en dicha casa, Matilde y María José García Pozo, de 51 y 54 años. El cadáver, que fue sacado sobre una camilla, apareció en la entrada que tiene el inmueble por la parte trasera y estaba irreconocible según los testigos, por lo que no se sabe aún de qué persona se trataba.

Fue sobre las seis y media de la tarde cuando los bomberos confirmaron el hallazgo del primer cuerpo sin vida mientras los vecinos que seguían la evolución del incendio sospechaban que sería cuestión de tiempo que apareciera el segundo, ya que las dos hermanas solían estar juntas todo el tiempo y ninguna había sido vista en todo el día mientras ardía su casa.

El fuego se desató pasadas las nueve y media de la mañana de ayer miércoles en el interior de la vivienda, en el número 23 de la calle Amparo y que también da por detrás a la calle Iulipa de la localidad, un inmueble de dos plantas que empezó a arder por causas que aún se desconocen hasta que pueda llevarse a cabo una investigación.

La mayor parte de los esfuerzos de los bomberos fue para controlar el incendio, que se avivaba una y otra vez debido a los numerosos enseres que las dos hermanas guardaban en el interior. Además, fue complicado penetrar en la vivienda para tratar de encontrar a alguna persona con vida, ya que en cualquier momento se temía que colapsara la estructura del edificio. De hecho, el tejado se cayó y también parte de la fachada, donde se requirió una excavadora del Ayuntamiento para tratar de derribar un pilar. Cuando se hizo de noche, una mini excavadora municipal también se usó para desescombrar parte de la vivienda y ayudar a buscar un posible segundo cuerpo.

Según el alcalde de Zalamea de la Serena, José Antonio Murillo, declararán un día de luto en el municipio. «Ha sido un drama la situación porque no es normal que ocurra un incendio con dos personas desaparecidas. El de hoy ha sido un día de los que mejor que no hubieran pasado», decía este miércoles al filo de las ocho de la tarde, mientras los bomberos seguían buscando un segundo cuerpo en el interior humeante de la vivienda.

Se puede leer la noticia completa y encontrar más información en HOY.es

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios