Los Magos de Oriente trajeron magia e ilusión a las calles de Zalamea

Los pequeños pajes acompañaron al Rey Melchor en la cabalgata /VALENTIN CENTENO
Los pequeños pajes acompañaron al Rey Melchor en la cabalgata / VALENTIN CENTENO

La cabalgata congregó a niños y mayores que esperaron con ganas la llegada de Melchor, Gaspar y Baltasar

María Fortuna
MARÍA FORTUNA

El pasado 5 de enero la localidad acogió uno de los momentos más esperados por los pequeños ilipenses. Los Reyes Magos, en viaje desde Oriente, llegaron hasta Zalamea en sus carrozas acompañados por decenas de pastores y el tradicional portal de Belén viviente. El pasado año, debido a las fuertes lluvias que asolaron la localidad ese día, tuvo que suspenderse la cabalgata, por lo que los vecnos tenían aún más ganas si cabe de recibir a Melchor, Gaspar y Baltasar. Por ello, cientos de vecinos, niños y mayores, no quisieron faltar a la cita.

No faltó la tradicional carroza del Portal de Belén
No faltó la tradicional carroza del Portal de Belén / V. CENTENO

Desde las 18:00 horas los ilipenses se agolpaban en la calle Fuentes, la plaza de Calderón de la Barca, la calle de la Feria y en la plaza Constitución, para saludar y recoger miles de caramelos que los Magos repartían a todos los presentes.

Además de las carrozas reales, acompañaba a la comitiva otras tres. La primera que abría el desfile escenificaba el nacimiento del Niño Jesús, otra de los tradicionales pastores, y una tercera realizada por el AMPA, en la que niños y madres llenaron de fantasía el desfile.

Una vez que llegaron a la Plaza de la Constitución, se colocaron en sus tronos para recibir los más pequeños y hacerles entrega de caramelos y golosinas. Previamente, sus Majestades de Oriente hicieron una parada en la Parroquia de Nuestra Señora de los Milagros para visitar como cada año al Niño Jesús y el Portal de Belén.

Asimismo, como ya es tradición en la localidad, en la tarde del pasado 3 de enero, llegó hasta el centro cultural el Cartero Real junto a sus pajes para recoger todas las cartas y peticiones que los niños entregaron con ilusión esperando el gran día.