Las jornadas sobre Nebrija repiten éxito por tercer año consecutivo

Los asistentes en el castillo de Arribalavilla /CEDIDA
Los asistentes en el castillo de Arribalavilla / CEDIDA

Siete expertos y estudiosos, a través de sus ponencias, volvieron a revivir al humanista en las calles de Zalamea

María Fortuna
MARÍA FORTUNA

La localidad acogió el pasado fin de semana las III Jornadas Antonio de Nebrija. Un año más, y ya van tres, el Ayuntamiento ilipense junto con la Asociación cultural Dystílo han querido hacer, tras meses de intesnso trabajo, un reconocimiento a la labor de este humanista del siglo XV.

Un total de siete estudioso, expertos e investigadores se reunieron en la localidad el viernes y el sábado para ahondar aún en la vida del humanista, que según las últimas investigaciones han demostrado su paso por Zalamea, lugar donde escribió la Primera Gramática Castellana que en la actualidad da voz a más de 500 millones de personas en todo el mundo.

La inauguración estuvo a cargo del alcalde de la localidad, Miguel Ángel Fuentes, que mostró su agradecimiento a todas las personas involucradas en este homenaje al gramático que se consolida. Tras él intervino el concejal de Cultura, que además de dar la bienvenida a los invitados y al público asistente realizó un repaso por las distintas ponencias que se desarrollarían durante los dos días. «Cada edición tiene su particularidad y queremos que se institucionalice este encuentro con el objetivo de revalorizar la figura y obra de Nebrija por la relevancia que tiene en el mundo de las letras y su vinculación con Zalamea», declaró. La mesa la completó Juan Cordero, presidente de la Fundación V Centenario Elio Antonio de Nebirja de la localidad sevillana de Lebrija que dejó patente su relación con Zalamea «vengo con bastante frecuencia al municipio porque es un placer observar cómo se involucran en todo lo relacionado con la cultura y en concreto con nuestro gran protagonista de este encuentro», apostilló.

Tras la presentación de las jornadas comenzó 'Yo hablo español, no castellano', de Antonio María Florez. En ella el autor reivindicó el nombre de 'español' para nuestra lengua, justificando el porqué de su afirmación. «El castellano es un constructo que se empezó a gestar en el Medievo y al que Nebrija dio orden por encargo de Isabel la Católica a finales del XV. No nombrar en la actualidad español a nuestro idioma es desconocer todo lo que sucedió después del descubrimiento de América», apostilló.

Tras él, tomó el testigo el escritor e investigador, Fermín Mayorga Huertas que tituló su ponencia 'Los herejes de Zalamea' y la centró en lo sucedido con la inquisición de Llerena. Una charla en la que se dieron a conocer testimonios de vecinos del municipio que la sufrieron y que causó gran impacto entre los asistentes a las jornadas.

El sábado se abrió a las 10.00 horas con la intervención de Juan Cordero, asiduo a estas jornadas desde su creación ya que es el Presidente de la Fundación V Centenario Elio Antonio de Nebrija. En esta ocasión, Cordero expuso su ponencia titulada 'Andadura y vividura de la lengua castellana', en la que habló de los orígenes de la lengua castellana y su evolución hasta la actualidad. «Tuvo una maduración de varios siglos antes de que en el XI Y XII emergiera como lengua distinta de su progenitor el latín», aseveró.

Según la programación hubiera sido Ricardo García Lozano el siguiente en hablar, pero se encontraba aún de viaje por haber asistido a otro acto por la mañana, ocupó su lugar César Chaparro, que presentó 'El humanismo, movimiento de reforma educativa'. En ella, el ex rector de la UEX y catedrático de Filología Latina habló de la vertiente más humana de Nebrija. «Él participó activamente en la reforma cultural y educativa que tuvo lugar a finales del siglo XV en España. Nebrija, entre otros muchos hitos, logró renovar los métodos de enseñanza de las lenguas clásicas en nuestro país».

La jornada continuó a las 13 horas con la intervención de Jesús Alonso Ruiz, que ya participó en las jornadas 'El alcalde de Zalamea' sobre el teatro de Calderón de la Barca el pasado mayo con un original y extraordinario taller práctico sobre dramaturgia. En esta ocasión el profesor de literatura y director de teatro habló sobre 'Curiosidades de la primera gramática', en la que vislumbró numerosos aspectos apasionantes que el lector actual puede encontrar al leer la primera gramática.

Tras la pausa de la comida, a las 16 horas ya sí, fue el escultor extremeño, Ricardo García Lozano, el siguiente en intervenir exponiendo sus reflexiones de sobre su obra artística en 'Un boceto de un busto en bronce de Antonio de Nebrija en Zalamea'. El artista como buen conocedor del cuerpo humano sumergió a los asistentes en la época que vivió el humanista y le dio este toque de realidad a su obra, lo que según sus palabras, «la hace única e irrepetible».

Como ha ocurrido en las dos ediciones anteriores y por la riqueza histórica de la localidad, la última ponencia tuvo lugar en los enclaves más emblemáticos del patrimonio ilipense. Esta estuvo a cargo del poeta e investigador José María Lama que presentó 'una propuesta de turismo literario: los lugares de Nebrija y Calderón'. Durante la hora y media de recorrido los asistentes recorrieron las calles de la localidad haciendo paradas en el Dystílo, la casa de Pedro Crespo, el palacio de Juan de Zúñiga, el castillo de Arribalavilla o la Plaza de la Constitución entre otros lugares, que sirvió para dar a conocer a los que nunca habían estado, todos los tesoros históricos y literarios que guarda Zalamea.

 

Fotos

Vídeos