Exhibición del equipo de gimnasia rítmica de niñas de Zalamea y Quintana

Una de las coreografías conjuntas de las gimnastas. :: /CEDIDA
Una de las coreografías conjuntas de las gimnastas. :: / CEDIDA

Las alumnas de la escuela de base y de competición deleitaron al público con más de una decena de ejercicios en el tapiz

María Fortuna
MARÍA FORTUNA

El pasado 21 de diciembre la escuela de gimnasia rítmica de Zalamea-Quintana ofreció una nueva exhibición navideña en el pabellón polideportivo Baltasar Pérez con motivo del inicio de estas fiestas.

Más de cuarenta jóvenes gimnastas de ambas localidades dieron lo mejor de sí mismas ante un pabellón repleto de público que no quiso perderse el encuentro.

Las jóvenes deportistas salieron al tapiz bajo las directrices de la emeritense Sandra Calderón, tanto las pertenecientes al equipo de base como al de competición. Lo hicieron en diferentes modalidades con aro, cuerda, cinta y de manera individual, en pareja y en coreografías de conjunto.

Las niñas fueron saliendo a escena desde las más pequeñas, que ya apuntan manera en esta disciplina, como las avanzadas, con movimientos cuidados y delicados giros que mostraron la belleza que entraña este deporte, provocando una gran satisfacción estética en los espectadores.

Las pruebas tuvieron una duración de minuto y medio en el caso de las pruebas individuales y unos cuatro minutos en el caso de los conjuntos.La exhibición comenzó con la salida al tapiz de una gimnasta de Zalamea y de manera seguida fueron saliendo el resto en parejas y grupos. Uno de los momentos más especiales fue durante la coreografía que interpretaron más de una docena de niñas del equipo local, vestidas de Papa Noel que pusieron al público en pie con su desparpajo al ritmo de la música.

Tras más de una hora y media de ejercicios todas las deportistas salieron en fila a saludar al público congregado.

En este instante, desde el Servicio Municipal de Deportes entregaron a la entrenadora, responsable con su trabajo y esfuerzo de hacer disfrutar a los espectadores de una tarde llena de talento y magia, un obsequio por parte del Ayuntamiento de Zalamea, «por la labor tan bonita que están haciendo y que tanto entusiasma a las niñas en la localidad».

Cabe recordar, que el equipo de gimnasia a aumentado notablemente el número de alumnas en los dos últimos años, tanto de Zalamea, como de la localidad vecina de Quintana, despertando un gran interés por este deporte que ya puede presumir de ser uno de las prácticas más asentadas y de mayor reclamo en ambos municipios.