Foto de equipo del BM Surocer Zalamea / cedida

El BM Surocer Zalamea pierde en la ida de las semifinales ante la UB Pacense

Este sábado tienen una nueva oportunidad y esperan contar con todo el apoyo de la afición para lograr el pase a la final

Maribel Tena
MARIBEL TENA

El pasado sábado, el equipo sénior del BM Surocer Zalamea, perteneciente a la 1ª División Nacional Femenina, jugó el partido de ida de las semifinales de los Play Off contra la UB Pacense en Badajoz. A este partido, las de Zalamea iban convencidas de poder ganarlo, pero finalmente se lo llevaron las pacenses con un resultado de 28-23.

El contratiempo estuvo en que su entrenador, Sergio, no pudo asistir al encuentro, algo que «nos desubicó un poco. Nosotras estamos muy acostumbradas a Sergio.Él es la cabeza. Sergio grita y estamos todas; si Sergio se relaja, nos relajamos todas», manifiesta Marisa Tomé, jugadora del BM Zalamea.

Ante la ausencia de Sergio, Marisa tuvo que actuar como entrenadora durante el encuentro, ya que «a la hora de empezar dijeron los de mesa que tenía que haber un oficial y sino, no se celebraba el partido o lo daban por perdido directamente», opciones que no contemplaban. Esta situación llevó a Marisa a ponerse al frente del equipo porque, tal y como ella sostiene, «yo tengo más experiencia como entrenadora y para que se quede otra en el banquillo, como Lara por ejemplo que es como la segunda entrenadora pero aporta mucho al equipo, me quedé yo y ellas me lo hicieron muy fácil».

Esta situación hizo que el equipo se quedara con tan solo 9 jugadoras, ya que «ibamos 10, yo me quedé en el banquillo y teníamos 9, 7 en el campo y 2 en el banquillo». De este modo, y siguiendo la dinámica de su entrenador, «salimos con el inicial que vamos siempre y después, conforme va surgiendo por cansancio, agobio, un golpe,…se van haciendo los cambios».

Sobre el encuentro, sostiene, estuvo bastante igualado. Al descanso se fueron perdiendo únicamente de dos goles, pero en la segunda parte el equipo contrario aumentó la diferencia en el marcador, lo que le dio la victoria al equipo local.

Este sábado vuelven a jugar contra la UB Pacense el partido de vuelta de las semifinales en el Pabellón Municipal Baltasar Pérez. Un partido al que, asegura Marisa, llegan con «el triple de ganas. Además, se están haciendo muchas cositas para que se llene el pabellón, que eso también hizo mucho. Allí, en los momentos decisivos, cada vez que nosotras cogíamos el balón, la grada se subía, no nos escuchábamos. Se nota mucho el tener una grada animando a cuando no».

El equipo al completo está convencido de que pueden lograr el pase a la final porque «la UB Pacense no es superior a nosotras» y prueba de ello es que en las otras dos visitas de las de Zalamea a Badajoz durante la liga acabaron en victoria para las ilipenses. Además, según explica Marisa, «al ser partidos de ida y vuelta, tenemos que ganar con diferencia de goles para pasar a la final. Es decir, ellas nos ganaron con diferencia de 5 y nosotras ahora le tenemos que ganar de 6. Yo no podré estar en el campo, pero confío en ellas». Si esto ocurre, el BM Surocer Zalamea llegará a la final, donde se enfrentará al Aceuchal.

Marisa ha jugado siempre en el BM Surocer Zalamea. Por ese motivo, no dudó en unirse de nuevo al equipo este año, ya que, afirma, «estábamos deseando volver y como decían las compañeras, no veníamos con las expectativas tan tan altas, pero nos marcamos el objetivo de terminar segundas, porque ya conocíamos al resto de equipos, y lo hemos conseguido».