Cocina y alimentos saludables en el IES Antonio de Nebrija

Los alumos de * ESO preparando los platos. :: F/F. S
Los alumos de * ESO preparando los platos. :: F / F. S

El concurso está organizado por la mancomunidad de municipios de La Serena

María Fortuna
MARÍA FORTUNA

Los pasados días 14 y 21 de febrero los alumnos de 1º de ESO A y de 1º de ESO B del IES Antonio de Nebrija participaron en un taller de prevención de trastornos de alimentación y conductas saludables. ❡

La iniciativa está puesta en marcha por Flori Sánchez y Marisa Ruiz la Oficina de Igualdad y Gabriela Caballero del Programa de Ciudades Saludables y Sostenibles de la mancomunidad de municipios de la Serena.

En él, que simula el formato del popular programa Master Chef, los jóvenes alumnos tuvieron que realizar diversos platos con ingredientes que ellos mismos habían elegido previamente

La sesión estuvo dividida en dos partes. En la primera de ellas las profesionales se centraron en los contenidos teóricos, donde expusieron, con la ayuda de power point ilustrativos, los trastornos que se producen en las conductas alimentarias, los tipos y los síntomas físicos y psicológicos de la anorexia y bulimia, así como las señales de alarma y los tratamientos.

«También incidimos en la pirámide de la alimentación, en formas saludables de cocinar y cómo distribuir los diferentes alimentos en la cinco comidas diarias que se recomiendan hacer». Al final de esta sesión explicaron las bases del concurso que se realizarían en la siguiente y distribuyeron los grupos de trabajo para cocinar.

Cada grupo eligió un bloque de ingredientes entre los que previamente habían ofrecidos las responsables del taller. Antes de la segunda sesión pensaron el plato que iban a elaborar. «Además tenían que repartir el trabajo y ver cómo lo iban a presentar. En este punto hicimos mucho hincapié en la cooperación y la corresponsabilidad entre chicos y chicas para que lo aplicasen en la vida real», explican. Con todo preparado, los grupos de trabajo, compuestos por cuatro o cinco ninños se pusieron a la obra el 21 de febrero coordinando los platos como auténticos maestros de la cocina.

Una vez que todos los grupos finalizaron sus elaboraciones, el jurado fue tomando nota de los distintos platos para determinar al grupo ganador de cada clase.

Este valoró la presentación, el sabor, los ingredientes, la coordinación y el reparto de tareas y, en función de esos criterios, establecieron los dos grupos ganadores, que fueron premiados con cascos de bluetooth para cada uno de sus miembros.