Zalamea acogió un encuentro de Cáritas con la presencia del Arzobispo García Aracil

Asistieron voluntarios de la comarca de La Serena y de la Campiña Sur

El cura párroco de Zalamea se dirige a los presentes, al fondo el alcalde y el Arzobispo junto a otros ponentes
JORNADA RELIGIOSA

El mencionado encuentro que había sido convocado por el propio Arzobispo se desarrolló en el auditorio del nuevo Centro Cultural que el Ayuntamiento había cedido para tal fin.

El cura párroco de la localidad, Manuel Moreno  Pajuelo, después de una breve oración, presentó al Alcalde, José Antonio Murillo Dávila que a su vez dio una cariñosa bienvenida al Arzobispo y alabó la labor social que realiza Cáritas.

Al acto asistieron más de cien personas a pesar de ser uno de los días más fríos del año. La  mesa estuvo presidida por el Arzobispo que estuvo acompañado en ella por el Director  y la Secretaria General de Cáritas Diocesana.

García Aracil, expuso magistralmente cómo ha de ejercitarse la Caridad y urgió para que en todas las Parroquias donde aun no existe, se cree "Caritas" cuanto antes, subrayando la importancia de los Laicos en la Iglesia y concluyendo que lo esencial de Cáritas "es transmitir a Jesucristo que se inclinó de forma plena hacia los pobres y más necesitados".

El Director Diocesano D. Juan Enrique Pérez Martín, expuso los acontecimientos que se planean a corto y largo plazo con motivo del 50 aniversario de Cáritas Diocesana, y fue el propio Arzobispo el que cerró el encuentro con palabras de agradecimiento y animo a los asistentes y a las personas que hacen posible que se llevan a cabo grandes proyectos humanitarios a través de Cáritas.