Consiguiendo objetivos en el mundo de los medios de comunicación

Manuel Romero Muñoz es un ilipense muy reconocido en el mundo del periodismo llegando a dirigir importantes períodicos, revistas y programas de televisión

Manuel Romero con Norma Duval
A FONDO

Recuerdo a tu abuelo Juan Antonio, "Chaparro", en aquella casa de la plazoleta del Barrizuelo, donde hoy tus padres tienen la suya, esa casona antigua con techos de madera, gruesos muros y arcos abiertos al cielo, con oscuros recovecos para el aceite y el vino, despensas inmensas, pasillos anchos y con rollos ennegrecidos. Recuerdo ese inmenso corral que se abría en la parte trasera de la vivienda y que nos servía de correrías y juegos, además de cobijo de cuadras para mulas, gallinas, gatos y otros animales. Ese era entonces nuestro mundo.

 Todos son recuerdos, todo es la vida que comienza en la niñez y con el paso de los años se puede olvidar y hasta se olvida. Todo es amistad, todo es soñar y como no, recodar aquello de 'la vida es sueño', y los sueños sueños son. Esa máxima que hoy hemos llegado a concretar y que tenemos más cerca de alcanzar.

Mi amigo Manuel nació en Zalamea de la Serena en un mes de Enero, ya pasada la navidad, donde las escarchas arrecian y el cerdo cumple con su ritual de muerte y sustento de casas labriegas de entonces, como eran las nuestras.

Ya de niño, y a edad temprana, unos seis años más o menos debería tener cuando sentía en periodismo en sus venas. Con 12  le recuerdo jugando a retransmitir la inauguración de los juegos olímpicos; un año después crea su primera publicación y admira intensamente al radiofónico José María García. Con 15 años compraba la revista "El Triunfo", era comunista, seguidor de Lennin y quería hacer la revolución por su cuenta.

En sus años de estudiante y juventud pasó una noche en el calabozo municipal de Don Benito (Badajoz) por colocar pegatinas políticas en los escaparates. Después le expulsaron de la residencia del internado del 'colegio Claret'. Meses después ofreció un mitin a los agricultores de Conquista (Badajoz) sobre la manipulación en TVE.

Estudió periodismo en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid. Asiduo lector del diario 'El País' desde sus comienzos. En ese tiempo comienza a enviar crónicas capitalinas al diario Hoy.

Realizó las prácticas veraniegas de periodismo en el Diario 16 y se incorporaría al mismo en plantilla al término de las mismas.

La primera visita de Juan Pablo II a España, la cobertura del juicio de Fernández Krohn en Portugal, el encarcelamiento de Ruiz Mateos en Alemania, los accidentes aéreos de Avianca, Iberia y Aviaco en Madrid, entrevista a Mario Soares y a Simon Wiessenthal, se mezclaron con pequeñas informaciones de política local, crímenes enigmáticos y reportajes internacionales.

En su faceta de reportero (textos y fotos), destacar dos reportajes que a la larga cambiarían su vida: "Yo, mendigo", donde estuvo 20 días viviendo entre la miseria y la picaresca de la mendicidad madrileña, y "Julio en Agosto" un mes pisándole los talones al cantante Julio Iglesias en su gira por España.

Poco después, Jaime Peñafiel se fijó en él y le embarcó con ciertos argumentos salariales en el Grupo Zeta, creando 'la Revista'. Como bien nos dice, del crimen pasó a la fiesta y el sarao, de la camiseta a la corbata. En ese tiempo no perdió la ocasión de volar a Filipinas con motivo de la caída del dictador Marcos y la llegada al poder de Corazón Aquino. Se incorporó como subdirector de información a la revista Panorama. Viaja a Iraq y cubre el remate de la contienda contra Irán, compartiendo en Basora 'Fantas' y refrescos con los soldados allí destacados.

En una entrevista puso contra las cuerdas a Kurt Waldheim secretario general de la ONU y presidente de Austria por su pasado nazi. Ya como Director de Panorama entrevistó a la Reina Sofía en su 50 aniversario. Pero su labor fue incorporada a los anales del periodismo con su reportaje en la revista 'Panorama' sobre la mansión que Miguel Boyer e Isabel Preysler se estaban construyendo en Somosaguas. Fue el primero que contó  lo de los trece cuartos de baño de la casa. Eran los años del pelotazo.

Con treinta años había dado la vuelta al mundo y había conocido a mendigos y reyes. Había sido testigo de crímenes y depravados espectáculos en Sant Pauli (Hamburgo) y también había dormido en el Ritz de París. Era hora de que le fueran naciendo enemigos y así pudo suceder.

Nos cuenta que tras acabar en el Grupo Zeta, como acaban todos sus directores, crea Innova y Comunica Media, una fábrica de ideas publicitarias, comunicacionales y periodísticas que le tienen ocupado hasta la actualidad. Resaltar su paso por Canal Extremadura Televisión, donde en los inicios de esta cadena de televisión, produjo y dirigió el magazine "El Vuelco de tu Vida", con una buena aceptación por parte de los televidentes extremeños y con unas cuotas de pantalla impresionante.

 Su idea publicitaria igual le ha llevado a poner un anuncio  en la Plaza Roja de Moscú, que un mensaje publicitario en la espalda de un nadador. Y así continúa. Su último proyecto, el diario digital independiente www.lavozlibre.com, que en pocos meses ha alcanzado un espectacular número de visitas según datos de la OJD.

Está casado felizmente con María Antonia y tiene tres hijos Diego, Hernán y Sara. Pasa una hora diaria en el gimnasio, lo que más le gusta es viajar y vivir.