El escritor Ilipense Manuel García Centeno, recuerda a su gran amigo Enrique Morente.

Al escritor de Zalamea le unía una estrecha amistad con el cantaor granadino al que entrevistó en varias ocasiones para diferentes revistas en las que escribía. García Centeno ha tenido la gentileza de recordar para HoyZalamea algunas de sus conversacione

Manuel García Centeno y una foto de Morente tomada para uno de sus articulos.
MANUEL GARCIA CENTENO

Así es como, el escritor y poeta Ilipense Manuel García Centeno, encabeza uno de los artículos que escribió sobre el recientemente desaparecido artista que llevaba por título, 'Viejo tronco, nuevas ramas'. Gracias a la amistad que unía a García Centeno con Enrique Morente, el escritor lo sabía todo sobre el cantaor, desde sus inicios hasta su muerte, pasando por sus aficiones y sus éxitos. 'En una de las primeras entrevistas que le hice, indica el articulista, 'cuando le pegunté por su inicio, me contestó que comenzó como profesional cuando empezó a afeitarse, con tan solo dieciséis años, grabando su primer disco en 1967, el segundo lo dedicó a Antonio Chacón y poco tiempo después se fue a Méjico donde estuvo ocho meses'. 'Pero antes de todo esto, Morente había sido botones, aprendiz de zapatero, de barbero y peón de albañil, hasta que se fue a Madrid con su primo 'el Porrina' al que llamaban así por imitar al cantaor extremeño Porrina de Badajoz'.
'Morente contaba, que no le gustaba la rutina de cantar siempre lo mismo, le gustaba crear arte, aunque cuando se intentaban nuevas cosas siempre era un riesgo por no saber si iba a gustar o simplemente si saldría bien o no. Amante de los toros, arte que comparaba con el flamenco, con la única diferencia de que los toreros trasnochan menos. Hablaba de sus poetas preferidos, García Lorca y Miguel Hernández con los que se identificaba en sus cantes. Puso música de tango y bulerías a versos de San Juan de la Cruz, aprovechando su belleza y quitándole hierro religioso en sus composiciones se escuchaban con un sabor más laico'.
Esto es tan solo una muestra de los artículos y las entrevistas de Manuel García Centeno sobre el genial artista granadino que nos dejó el pasado 10 de diciembre, un cantaor cargado de talento, lo mismo que nuestro escritor, que con su toque artístico y metafórico nos hace disfrutar de su lectura.