El centro de salud acogerá una experiencia piloto de detección precoz del cáncer de cérvix

El centro de Salud de Zalamea de la Serena será pionero en acoger un programa piloto de detección de esta enfermedad, un mal que a pesar de ser poco habitual en la región, es el segundo tipo de cáncer más frecuente en las mujeres

Centro de Salud Cancho Roano
SALUD

Siguiendo las estrategias de planificación aprobadas en nuestra Comunidad Autónoma, promovidas por la Consejería de Sanidad y Dependencia de la Junta de Extremadura y el Servicio Extremeño de Salud, se va a llevar a cabo entre los meses de marzo a junio del 2011 un programa piloto sobre la detección precoz del cáncer de cérvix en el centro de salud de Zalamea de la Serena. El principal objetivo de este programa es considerar la etapa preventiva de la enfermedad, para intentar disminuir la incidencia de la población en riesgo.
El cáncer de cérvix es un mal poco habitual en Extremadura, aunque sea el segundo más frecuente en las mujeres. Según los especialistas, se trata de una enfermedad, que con unas sencillas medidas preventivas y cogiéndolo a tiempo se ha conseguido disminuir su mortalidad, así mismo se ha demostrado una mejoría en el pronóstico y en la calidad de vida de las mujeres a las que se les ha diagnosticado.
Este programa va dirigido a mujeres entre 25 y 65 años residentes en Zalamea de la Serena, lo que supone una población de 950 aproximadamente, considerando población en riesgo a las que hayan tenido tres o más parejas sexuales en el último año y las inmunodeprimidas.
Al mismo tiempo se va a llevar a cabo una pequeña campaña de sensibilización en el municipio con el objeto de potenciar la participación de todas las mujeres inmersas en estos tramos de edad; para ello se van a realizar y repartir folletos informativos explicando las ventajas de la citología, requisitos previos a la realización y periodicidad de esta prueba. Los encargados de realizar este programa son el responsable de enfermería del Centro de Salud de Zalamea de la Serena,  José Damián Gil Pizarro y la matrona adscrita a este centro, Lorena Carreño Dorado, los cuales piden, junto con el resto de coordinadores y personal implicado, la máxima participación por parte de las mujeres con las edades anteriormente mencionadas, ya que son unos recursos para mejorar la salud de la población, y de las mujeres en particular.