Zalamea invade Madrid.

El nombre de Zalamea está siendo anunciado en miles de carteles, y leido por millones de personas en Madrid gracias a la representación que está llevando a cabo en el teatro Pavón, la Compañía Naciaonal de Teatro Clásico

Melchor, un Ilipense que visitó Madrid hace unos días y Ventura que vive alli, junto a uno de los miles de carteles de El Alcalde de Zalamea.
TEATRO

'Extremadura tiene cuatro provincias, Cáceres, Badajoz, Móstoles y Alcorcón', con este dicho que se ha hecho cada vez más popular, se manifiesta la cantidad de extremeños que están en estas dos ciudades madrileñas, a las que hay que sumar evidentemente muchas más. Extremeños que como todo el mundo sabe, han tenido que abandonar nuestra tierra buscando el sustento, aunque la palabra abandonar, nunca ha gustado a la gran mayoría de nuestros paisanos que están fuera de la región, 'prefiero decir que estamos trabajando fuera de nuestro pueblo, porque nuestras costumbres, nuestra forma de hablar y nuestra cultura no se abandona nunca aunque nos hayamos tenido que desplazar unos kilómetros', afirmaba Ventura Fernández Blanco, quien vive en Madrid pero visita su pueblo, Zalamea, siempre que tiene un día libre.
'Sin embargo, siempre nos vemos un poco distanciados de nuestra familia o nuestros amigos del pueblo, por eso, a pesar de los años que llevo en la capital con mi esposa y mi hijo, cada vez que veo a alguien del pueblo, un producto de la tierra en un supermercado, imágenes en la prensa o en la televisión, sigue siendo para mí una gran satisfacción. Uno se emociona y se siente orgulloso de que se sepa todo lo bueno de nuestra querida Extremadura y si es de nuestro mismo pueblo, más aun', indicaba nuestro amigo.
Pues si se siente satisfacción por esto, no nos podemos imaginar cuando se baja al metro durante estos días, como siempre lleno de gente con prisa, músicos callejeros y carteles por todos lados, los mismos anuncios en todas y cada una de las estaciones, y una vez abajo en el andén, se va la vista a uno de los carteles más llamativos, en los que se puede leer en enormes letras el nombre de Zalamea, y allí otro y otro y otro más, el nombre de este pueblo extremeño está por todas partes y, en anuncios gigantescos. El nombre de Zalamea lo están leyendo más de dos millones y medio de viajeros que utilizan el metro cada día, en las casi 300 estaciones que tiene su red. Además son cientos de vallas publicitarias en las que también se puede leer el nombre de Zalamea. 'Aquí ya no solo hablamos de satisfacción, como cuando vemos en el supermercado un chorizo del pueblo', como confesaba Ventura, 'en esta ocasión se te abren los ojos como platos, que brillan más que nunca, levanta uno la cabeza hasta el techo y sacando el pecho, te dan ganas de gritar a todo el mundo, yo soy de Zalamea, del pueblo que estáis leyendo por doquier'.
La Compañía Nacional de Teatro Clásico representa en el teatro Pavón la Obra de 'El Alcalde de Zalamea', es como si en toda la capital se estuviese promocionando un monumento de nuestra región, un monumento vivo que los ilipenses han hecho suyo, propaganda que sin duda también sirve para que se conozca la representación que este pueblo realiza cada verano y, sin lugar a dudas, se promociona el municipio en sí.
Aquel pueblo que fue invadido por soldados de la tropa invencible de Flandes, y que además de hacer justicia con su capitán, salieron escamados de allí. Ahora para que se entere todo el mundo que se está contando todo esto en el teatro Pavón por grandes profesionales de la interpretación, Zalamea ha invadido Madrid.