Las obras en el arroyo del Estudio cumplen con un triple objetivo.

El soterramiento de parte de su recorrido ha permitido dale salida a la Calle Santa María, recuperar la zona ambientalmente y evitar las filtraciones en algunas viviendas de la zona.

OBRAS

Las obras que se han ejecutado en el arroyo 'Cagancha' a su paso por el casco urbano de Zalamea de la Serena, conocido en este tramo como el arroyo del 'Estudio', han permitido que la calle Santa María tenga salida tanto para peatones como vehículos. El final de esta calle que cerraba el mencionado arroyo, se ha podido abrir después de la última actuación en este lugar cubriendo parte del cauce hasta el puente de la carretera de Peraleda.
Por otro lado, el recorrido hasta el antiguo pilar, ha sido encauzado con bloques de granito que adornan su cuenca en un tramo de casi 400 metros, en cuyos bordes se ha construido un paseo, recuperado esta zona ambientalmente, y convirtiéndola en un bello paraje para caminar. Se han colocado barandas de madera y se han construido dos bonitos puentes de madera por los que se puede cruzar de una orilla a otra.
FILTRACIONES
Aunque el motivo principal de estas obras, era evitar las filtraciones de agua que se daban en algunas casas de la zona, para ello, tras la petición del Ayuntamiento de esta localidad, la consejería de Fomento de la Junta de Extremadura concedió una subvención cuya cantidad ascendía a los 288.000 €, por lo que se ha profundizado el cauce además de darle más pendiente evitando así esta problemática, además de haber dado salida a una nueva calle y poder pasear cómodamente por este lugar.